2016-10-28-con-alejandro-toledo-03

Por Alejandro J. Lomuto

Alejandro Toledo es una de las figuras políticas más singulares de América latina. No solo por su origen andino y extremadamente pobre, sino también porque desde hace muchos años camina con un pie en la política y otro en la academia. Tal vez por eso suele tener una visión de la que carece la mayoría de los líderes. Primer presidente de la democracia peruana tras la dictadura de Alberto Fujimori, creó entonces el Acuerdo Nacional, fuente de más de 30 políticas de estado que desde entonces rigen en su país. Hace una semana estuvo en Buenos Aires, en la sede del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), para presentar su último libro, La sociedad compartida: una visión para el futuro global de América Latina. El autor de esta nota (en la foto, con Toledo) fue el único periodista argentino presente y la siguiente es la síntesis de lo dicho entonces por el autor:

  • “Nunca como hoy América latina ha tenido en sus manos la posibilidad de convertirse en el continente prometedor del mundo cuando llegue el año 2050 y haya 9.000 millones de seres humanos en el mundo. Pero no está libre de grandes retos.”
  • “Nuestros hijos tendrán otros retos. Si no pensamos en el perfil de vida de las próximas generaciones, nuestros hijos van a estar molestos con nosotros.”
  • “En 2050 no habrá guerras por el petróleo. Los países que tienen petróleo van a tener que tomárselo. Tampoco habrá guerras por fanatismo religioso. Pero probablemente sí las habrá por agua limpia para tomar.”
  • “También habrá un problema serio de seguridad alimentaria. Si no cuidamos el ambiente no habrá suficiente agua propicia para la agricultura y habrá inseguridad alimentaria. Nuestros hijos confrontarán los efectos adversos del cambio climático.”
  • “China es el primer socio comercial de América latina y nos compra materias primas y alimentos, pero también está comprando tierras en Colombia, Perú y Brasil, para anticiparse a la inseguridad alimentaria”.
  • “Europa tendrá el desafío de definir cómo va a rediseñar su rostro después de recibir a 60 millones de migrantes con valores distintos y después de haberse tomado 60 años para crear la Unión Europea, que ahora comienza a desmembrarse”.
  • “Se requiere más liderazgo y menos política; más decisiones de estado y menos parches”.
  • “América latina tiene enormes ventajas endógenas y exógenas. Hemos aprendido a golpes a manejar la casa. Hemos aprendido que la sustitución de importaciones no tiene sentido. Hemos aprendido de la inflación. Tenemos buenos ministros de Economía y presidentes de bancos centrales. Tenemos una biodiversidad que ninguna otra parte del mundo tiene.”
  • “Nos falta construir una arquitectura institucional fuerte que rinda cuentas a los gobernados. Nos falta estabilidad política y jurídica. Nos falta diversificar la composición del crecimiento. No nos hemos liberado económicamente y seguimos esclavos de la vulnerabilidad del precio de las materias primas.”
  • “No conozco arma más poderosa para cambiar el mundo que una educación de calidad.

* * * * *

Toledo gobernó Perú en 2001-06. Impedido de postularse a la reelección inmediata, volvió a ser candidato presidencial, sin éxito, en 2011 y 2016. Este año, su partido, Perú Posible, perdió la personería política por haber obtenido menos de 5% de los votos. Interrogado sobre si a sus 70 años aún mantiene aspiraciones políticas, respondió: “Perú Posible se está inscribiendo nuevamente como partido. Yo en la política, no estoy tan seguro. En la construcción de políticas de estado, seguro que sí. Me gustaría ser un headhunter de líderes.”

Anuncios