Por Anibal Gutiérrez

La plena vigencia del Estado de Derecho, la honestidad en el ejercicio de la función pública, la capacidad de las instituciones de seguridad y justicia para cumplir con el rol que tienen asignado por las leyes y una educación de calidad, son algunos de los pilares necesarios para la construcccion de sociedades democráticas.

Por esta razón, diversas organizaciones elaboran índices que permiten conocer la situación en que se encuentran una gran cantidad de paises respecto de estos temas. La Argentina es uno de los paises monitereados y los resultados marcan, inequivocamente, que se debe actuar de manera inmediata.

El Índice de Estado de Derecho es confeccionado todos los años por World Justice Project, una organización independiente con sedes en Washington DC y Seattle que trabaja para el fortalecimiento del estado de derecho en el mundo.

El índice se construye a partir de la medición de 44 indicadores distribuidos en 8 categorías en 102 países.

Las 8 categorías son: limitaciones al poder del gobierno, ausencia de corrupción, transparencia, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil, y justicia penal.

La Argentina ocupa en el índice del año 2015 el puesto 54 y ocupa un lugar en la mitad de abajo de la tabla desde que se inició esta medición en el año 2008.

De las 8 categorías evaluadas, nuestro país obtiene un muy mal puntaje en orden y seguridad (puesto 84), en cumplimiento regulatorio (puesto 75) y en limitaciones al poder del gobierno (puesto 71).

Otra medición internacional que existe es el Índice de Percepción de Corrupción que elabora Transparencia Internacional, una organización con sede en Berlín que promueve medidas contra la corrupción política a nivel mundial.

En este índice la Argentina se ubica en el puesto 107 (de 168 que integran la muestra), manteniéndose por arriba del puesto 100 desde el año 2007.

Por su parte el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia de la Universidad de las Américas Puebla (México) elaboró un índice global de impunidad para el año 2015.

Para la confección de este índice se evaluaron catorce indicadores de las instituciones de seguridad y justicia de 59 países.

La Argentina se ubicó al final de la tabla junto a los 11 países con mayores índices de impunidad.

Por último, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó un informe sobre estudiantes de bajo rendimiento, tomando como base los datos del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA por sus siglas en inglés).

En este informe la Argentina aparece entre los 10 países (de 64 que aparecen en el informe) cuyo estudiantes tienen el nivel más bajo en matemática, ciencia y literatura.

Los números hablan por sí solos.

Son demoledores y deberían obligar a nuestras autoridades a tomar con seriedad problemas que son cada vez más graves.

Como nos decían cuando éramos estudiantes: Esta aplazado, vaya y prepárese a conciencia antes de volver a presentarse a rendir.

Anuncios